viernes, 11 de abril de 2014

ENOUCA: Visita a la "Viña El Majuelo" y las bodegas "Fundador Domecq" en Jerez.

La Universidad de Cádiz, a través de "ENOUCA: Programa de Divulgación de la Cultura del Vino", organizó el viernes 11  de abril una visita a dos de las instalaciones de "Beam España, S.L.": los viñedos de "El Majuelo" en el "Castillo de Macharnudo" y las Bodegas "Fundador Pedro Domecq". Previamente "Enouca" había enviado electrónicamente suficiente documentación para acceder a las instalaciones. 
En la entrada, aunque el edificio se sitúa a 2.280 m de la misma, en el km 4,5 de la carretera A-2000 [Jerez-Trebujena] se encontraba esperando con puntualidad impresionante, una persona de "Enouca", que aguantaba estóicamente el fresco viento mañanero (era algo menos de las 10 horas).
 
"Castillo de Macharnudo" en la "Viña El Majuelo"


En primer lugar visitamos las históricas instalaciones de la "Viña El Majuelo" y el "Castillo de Macharnudo". Las explicaciones fueron realizadas por Rocío Benítez Fiol, de "Beam", grupo empresarial propietario de los viñedos y las bodegas ("Fundador Pedro Domecq", "Harveys Bristol Cream" y "Terry Centenario").


La "Viña El Majuelo", también conocida como "Cortijo El Majuelo", situada en el "Pago Macharnudo" del Jerez Superior, de tierra "albariza", pertenecía a la compañía familiar bodeguera "Domecq" desde 1732. Parece que en la Edad Media debió de ser un punto defensivo de la frontera y sobre sus restos se construyó el actual "Castillo de Macharnudo" (finales del siglo XIX y comienzos del XX). Tiene planta en L con una torre de tipo medieval, capilla con bóvedas de arista, que algunos dicen, también sirvió como escuela para los hijos de los trabajadores, bodegas con arcadas semicirculares sobre hilera central de pilares y con los correspondientes lagares para la molturación de la uva hasta los años 80 del siglo pasado. Un ala estaba reservada para el alojamiento ocasional de los Domecq. En la actualidad, excepto la vendimia, la totalidad de las labores vinícolas (desde la molturación de la uva hasta el embotellado) se llevan a cabo en "Fundador Pedro Domecq".
Antiguo lagar conservado en "Castillo de Macharnudo"
La guía explicó a la docena de asistentes, la configuración geográfica del Marco del Jerez (triángulo con vértices en Jerez, El Puerto y Sanlúcar y la omnipresencia de los ríos Guadalquivir y Guadalete), la historia del cortijo y las viñas, explicitando que eran de la variedad de uva blanca "Palomino", el tipo de tierra de labor, la totalidad de "albariza", la climatología normalmente imperante (abundantes lluvias en escasos períodos de tiempo [algo más de 600 L/m2] y las influencias de los vientos húmedos del "oeste" o "poniente" y secos del "este" o "levante"). También contó que estas bodegas utilizan viñas no muy viejas para obtener buenos rendimientos, arrancando las viejas, plantando los pies americanos nuevos a los que se les injerta "Palomino". 
Rocío Benítez, de "Beam" explicando las labores del viñedo
Los primeros años se utiliza la "poda de doble cordón" y cuando las plantas han crecido se pasa a la "poda jerezana" o "poda de vara y pulgar" Concretó que en los últimos tiempos la vendimia, muy adelantada, se hace casi toda mecanicamente, lo que implica una mayor altura de las cepas en las espalderas. Para finalizar explicó los principales estados fenológicos de las viñas (brotación, primeras hojas, racimos visibles, floración, cuajado y envero) y las labores en el viñedo deteniéndose en el "aserpiado" y la "alumbra" por su importancia para la humedad.
Panorámica de un viñedo desde la "Viña El Majuelo"
Abandonamos los viñedos para dirigirnos al centro de Jerez, a la calle San Ildefonso nº 3, para visitar las instalaciones bodegueras de "Fundador Pedro Domecq". Nos recibió Marta Marquez, guía de las bodegas. 
 
Marta Márquez, nuestra guía bodeguera

Primero nos mostró un documental sobre las bodegas. Después fue explicando, brevemente, la historia de las tres bodegas que forman el grupo "Beam", a la vez que recorríamos los distintos cascos bodegueros: Patio de las Parras, calle jerezana que el rey Alfonso XIII permitió incorporar a la bodega y donde hoy se crían amontillados; las bodegas "Los Conos", "San Pedro", el antiguo taller de tonelería.
 
Hierro para marcar a fuego los toneles: "PEDRO DOMECQ . JEREZ" 

Mientras Marta Márquez iba desgranando los misterios de la fermentación de los mostos, del velo de flor que forman las levaduras y el genuino sistema de envejecimiento jerezano de criaderas y solera. Pasamos por las bodegas "El Molino", la de los vinos viejos, y "La Tribuna".
Salimos por la "Rotonda Puerta de Rota" para cruzar la "Cuesta de la Chaparra" y acceder por la misma rotonda al conjunto que alberga las bodegas de vinificación, la planta de embotellado y la gran "Bodega de la Mezquita"
 
Detalle del techo de la "Bodega La Mezquita"

A la vuelta, en el complejo de San Ildefonso nº 3,  pasamos por la "Bodega de La Luz" en la que se encuentra "El Rincón del Fundador" en el que una placa de metacrilato recuerda: "BODEGA DE LA LUZ. Aquí vio la luz, en 1860, el primer brandy español, FUNDADOR, que fue lanzado al mercado en 1874, siendo la marca más antigua de esta Casa".
 
En la "Bodega de La Luz", debajo de "El Rincón de Fundador", se puede leer el texto de la placa enunciada.

Ya en la "Sala de Visitas" fuimos invitados a degustar los vinos "Fino Terry" y "Harveys Bristol Cream", servido en trago largo con una rodaja de naranja, y los brandis de Jerez "Centenario Terry" y "Fundador Pedro Domecq", y la posibilidad de comprar en la "Tienda". Nos despidieron pasada la una y media tanto Rocío como Marta.

El buen tiempo acompañó toda la visita.


 


1 comentario:

  1. Mi tia dice que nació en el Majuelo,es una localidad de Jerez o es una finca?

    ResponderEliminar